Las etiquetas

Estudia, trabaja, cocina y está haciendo un doctorado. Esas son algunas de las etiquetas que le ponemos a la gente y que en ocasiones, nos las ponemos nosotros mismos para poder “darnos” un lugar o espacio, sentir que pertenecemos o que somos alguien. Yo personalmente, lo hago (ahora reconociéndolo) y lo hice (sin reconocerlo por mucho tiempo), y solo puedo decir que no me sirvió sino para llenar el checklist de cosas que “tengo” o “tenía”  que hacer. No me permitió descubrir mis pasiones, mis sueños o mis verdaderos talentos.

Ponemos etiquetas para todo y para todas las personas,  “perdedor”, “bien”, “bonita”, “egresado de” y mil cosas más que en realidad reducen lo maravilloso de las personas y nos quita la variedad y la diversidad que tenemos. Que el que es ingeniero debe ser aburrido o debe ser super bueno para las matemáticas. Que si eres ingeniero no tienes porque saber de educación. Que si me gusta ser profesora y soy ingeniera estoy perdiendo mi tiempo y alejándome de mi carrera. Quién dijo que las cosas deben ser de una forma o de otra, hoy con mas certeza que nunca digo que uno debe hacer lo que lo hace vibrar. Eso que te motiva a levantarte temprano, a investigar e ir más allá. Eso que te permite ser tu mejor versión y olvidarte del tiempo.

Eso es  lo que he aprendido y lo que quiero poner en práctica, no importan las etiquetas, importa lo que sientes, porque sentir es saber (dice Mía Astral) y cada día estoy más convencida de eso. Cuando sientes, y te permites conectar con tu intención, las respuestas aparecen por si solas, porque la única persona que sientes eres tu y nadie puede decirte que eso que sientes es mentira, o que está bien o mal. La cuestión está en que no sabemos qué sentimos, porque no nos damos la oportunidad de sentir, ni siquiera nos enseñan, en la mayoría de hogares o colegios, la variedad de emociones que podemos sentir.

Yo, quiero sentir de verdad; sentir pasión por mi trabajo, por mis proyectos, mis sueños. Sentir  lo que es tener una mejor amiga, sentir  la felicidad de compartir con alguien y la bendición de tener una familia.  Que rico y que chevere es que de ahora en adelante cuando hablemos con nosotros mismos, o cuando hablemos con otros, sobre el trabajo, el amor o los proyectos personales, la conversación empiece con un  ¿y eso qué te hace sentir?

 

Acumulando Experiencias grupo en Facebook

Con reflexión MV

1 pensamiento en “Las etiquetas

  1. De acuerdo, solamente que hacer cosas o conseguir hacer lo que se PERSIGUE en tal o cual tiempo, también hace parte del SENTIR, del retarse, del RESIGNIFICARSE en el “alcanzarlos”, sin que lo etiqueten. Gracias por compartir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *