Así sonaría un consejo de mi para mi

Gorda, no entiendo que pasa contigo, vamos bien y después retrocedemos como dos pasos. Una semana tienes toda la motivación, haces contactos, te responden y a la siguiente ya no quieres seguir por ese camino. Cada día trae su afán. Cada día trae nuevas oportunidades, hoy tuviste la opción de hablar y hacer contacto con una persona que tiene una experiencia interesante. Deja ya la duda, deja ya el cuestionamiento, ponte una rutina de trabajo equilibrada, juiciosa, enfócate en trabajar como hormiguita, y dale tiempo a la vida para que te demuestre si vas por el camino correcto o no. Pero no te drenes pensando tantas veces lo mismo. Eso es desperdiciarte. Confía en ti misma, yo confiaría en ti, los otros confiarían y confían en tí, entonces por qué la duda?. Si este no es el camino, la vida solita te sacará de allí. Si no es ingeniería lo que haces, le pones otro nombre. Si no es mejoramiento, le pones crecimiento, enfoque o lo que quieras, pero no te estreses más por eso, sal y entrega lo mejor de ti, disfruta del liderazgo que te gusta dar, disfruta de las nuevas personas que podrás conocer. Disfruta de los cambios que poco a poco haces. Tu mamá está haciendo yoga, eso hace unos meses era poco creíble.

Fuiste a Hawaii y todo salió en tres semanas. Gorda, la vida te está dando, aprende a recibir con tranquilidad, planeación, amor y fortaleza. Recibir requiere tener los músculos (espirituales, físicos y mentales) para sostener.  A ti, mente es lo que te sobra, intuición y ganas de estudiar. Tu cuerpo físico necesita de tu amor y comprensión, descanso, practica de yoga consciente y movimiento. En cuanto a tu espiritu, no lo olvides, agradece todos los días, vive tu periodo menstrual y medita.

Vamos a planear la vida que queremos ver, pero gorda, nada en la vida es gratis, requiere esfuerzo y requiere intercambiar cosas. Ahora decidiste apostarle por algo que te interesa, dale tiempo y entrega tu 2.000%  en eso. No te enfoques en el resultado, enfócate en el proceso. Estás creando tus músculos para recibir más y mejor.

La vida, no te va a dar lo que no puedas sostener, porque no estarías preparada para ello. Estás en el momento de ponerte en forma. Algunas veces se siente feo, se siente agotador, se siente con pereza, se siente con desánimo, se siente que drena, pero otras se siente bien y pleno.

PD. Leete de vez en cuando, y empieza a unificar la sombra y la luz, lo bueno y lo malo. Es normal tener días emocionantes y otros desolados. La belleza de la vida y tu propósito evolutivo es vivir armoniosamente en ese vaivén y entender que ambos se necesitan y que al final no existe una vida dual.

 

Con todo el amor de ti para ti.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *